viernes, 2 de octubre de 2015

Cuando el amor se vuelve reciclable



 Últimamente me ha dado bastantes vueltas el tema del amor, específicamente el amor de pareja. Me imagino que la mayoría de las personas se han cuestionado alguna vez en la vida qué es realmente amar, que significa sentir ese sin fin de cosas que sientes solo por esa persona y como incluso podemos proyectar nuestra vida al lado de ese alguien.

 Si le preguntamos a cualquier persona sobre su primer beso o su primer amor, probablemente notemos que esa persona tiende a sonreír al recordarlo. Incluso cuando recordamos un primer encuentro con esa persona que tanto nos gustaba, sea o no la primera vez que nos enamorábamos, sentimos nuevamente esa sensación de felicidad al recordar. Esto no es más que la evidencia de que el amor en un principio estuvo lleno de momentos felices, momentos que quizás con el tiempo se fueron perdiendo, pero que finalmente cicatrizaron y hoy podemos recordar con cariño.

 Son muy pocas las personas que con el paso del tiempo mantienen una relación estable. Si hacemos una estadística entre todas las personas que conocemos nos daremos cuenta (o al menos es mi caso) que son muchos más quienes pasan de una relación a otra o que siempre están conociendo a gente nueva que los que llevan ya tiempo con una sola persona. Y a raíz de esto me pregunto si realmente todas las relaciones que uno tiene en su vida serán muy malas o si es uno quien las va matando con el tiempo.

 Me encanta hablar con las personas, si hay algo que me gusta en la vida es conversar. Y como me gusta hacerlo, me pasa que muchas veces termino conociendo un poquito más de cada uno de ellos, quizás sean personas que solo veo a veces, pero aún así en algún momento hemos llegado a conversaciones un poco más profundas. Y pasa que cuando hablamos de parejas muchos coinciden que a veces sienten ganas de estar solos o conocer a otras personas, quizás solo por la sensación de tener algo nuevo.

 Cuando uno lleva mucho tiempo con alguien es inevitable cuestionarse si esa persona será o no el amor de tu vida, todos hemos sentido alguna vez esa incertidumbre de saber si estamos eligiendo bien o si estamos perdiendo años útiles con una persona que terminará rompiéndonos el corazón (o nosotros a ellos, quien sabe). Pero el punto es que uno siempre está tomando un riesgo, porque aunque existen esas personas que tratan de no ilusionarse, terminan todos ilusionándose igual. Y si todos los que hemos estado con alguien hemos llegado a querer o a amar ¿cuál es la razón de que esa persona ya no esté a nuestro lado? A raíz de esa última pregunta es que me he cuestionado una infinidad de cosas y he llegado a la conclusión que el gran problema de todos es que no sabemos lo que es realmente querer, así es, el problema no es si amamos o no a alguien, el tema es que ni si quiera hemos aprendido a querer.

 Si todos nosotros aprendiéramos a ver a la otra persona como un ser complejo, un ser lleno de sentimientos, como algo casi intocable, quizás recién nos daríamos cuenta de lo que realmente significa esa persona. Pensemos que una persona es un ser totalmente puro, un ser que fue creado, que finalmente nació y ha vivido tantas cosas que le han hecho ser como es, que ha recorrido distintos caminos y que en algún momento de ese camino se encontró frente a ti. Esa persona nos entregó sus sentimientos y se arriesgo a estar con nosotros, sabiendo todo lo que eso significaba. Sé que puede parecer algo normal, pero si pensamos que esa persona nos entregó sus alegrías, sus tristezas, sus miedos, nos daríamos cuenta que esa persona por muy fuerte que se viera, era totalmente frágil ante nosotros. Y así mismo, nosotros nos volvimos frágiles ante ellos. Estar con alguien implica volverte totalmente vulnerable, implica que esa persona tiene en sus manos hacer que una parte de tu vida se vuelva triste o feliz.

 Cuando las cosas terminan, siempre decimos todo pasa por algo, claro que pasa por algo: pasa porque lo arruinamos. Pasa porque realmente muy pocas personas entienden lo que significa querer a alguien. Querer a alguien no es solo sentir amor por esa persona, sino que implica que nuestra acciones son consecuentes con lo que sentimos y que cada vez que recordamos a esa persona no solo pensamos que es alguien maravilloso, sino que también recordamos que esa persona es algo totalmente frágil y quebrantable, y está compartiendo eso con nosotros. Implica que cuando esa persona nos hace daño no le devolvemos otro daño, sino que tratamos de repararlo. Estar con alguien sí tiene mucho de amor, pero también tiene mucho de voluntad. Quizás muchos de ustedes al leer esto están pensando que las cosas terminaron porque la otra persona no los valoraba, quizás los engañó o hizo mucho daño, en esos caso no siento que realmente lo mejor sea volver con esa persona, porque esa persona nunca entendió lo que realmente era quererlos. O quizás son ustedes los que no quisieron. Pero sin importar en qué lado de la moneda haya estado uno, el punto es que el amor se ha vuelto algo totalmente reciclable. 

 Cada día son más las personas que empiezan y terminan con alguien a cada rato. Es más, ni si quiera empiezan, las cosas al final son como parte del tiempo, cosas que vienen y van, cosas que fueron mucho pero que a la vez fueron nada. Todos tienen miedo hasta de pololear, como si pololear fuera el acto más formal de la vida. Miles de personas pensando que desearían estar bien con alguien, pero cuando esa persona llega tienen miedo de comenzar, créanme que sentir miedo es lo más normal del mundo, pero si no se arriesgan a hacer las cosas bien difícilmente las cosas terminen bien. Lo peor de todo son esas miles de personas que están con alguien que reconocen que es maravilloso, pero que se están cuestionando terminar porque algo salió mal o porque quieren conocer algo nuevo ¿realmente están dispuestos a dejar algo bueno por otra persona que ni si quiera conocen? . Querer no es simplemente que ambos se quieran, implica que frente a las dificultades ambos van a estar juntos, que cuando todo salga mal ahí van a estar ambos para apoyarse, que cuando a uno de los dos le comience a ir bien en algo esa persona va a reconocer que parte de ese éxito de lo debe a quien estuvo ahí todo el tiempo.

 Querer y amar implican tantas cosas, cosas tan profundas e importantes que lamentablemente muchas veces tiramos a la basura. El amor se ha vuelto reciclable, algo que tomamos y renovamos cuando queremos. Pero el amor el mucho más que eso, puede que el mundo sea algo totalmente moderno, puede que esté de moda estar con muchas personas, puede que queramos conocer. Pero saben? conocer realmente es cuando tenemos a esa persona a nuestro lado y nos sentimos felices, conocer es cuando tu y esa persona deciden cuidarse y respetarse, cuando ambos caminan juntos, cuando ninguno quiere sobresalir, cuando ambos de cuidan y se protegen, eso, eso también es sentirse libre, libre de sentir porque sabes que la otra persona está valorando lo que tu haces y que está trabajando a tu lado para que todo salga bien. Existen muchas formas de libertad, cada quien elige qué libertad prefiere. Pero no confundamos amor con estar atrapados, al contrario, el amor verdadero es cuando eres libre junto a esa persona, y no implica que dejes a tus amigos, ni a tu familia, ni a nada de tu vida. Simplemente es cuando eliges a alguien para que camine a tu lado y esa persona te elija a ti, pero sin dejar de ser quien eres ni dejar el mundo que te ha hecho llegar a eso.


miércoles, 29 de julio de 2015

Confesiones de escritorio




  Hace dos días salí de vacaciones. Reconozco que después de este semestre sentarme a escribir en el blog es un placer, no solo por escribir, sino que hace tiempo no hacía algo sin tener ese peso de culpa de no estar estudiando. No es que uno no haga más cosas además de estudiar, pero es esa sensación de poder estar aprovechando mejor el tiempo la que no te deja disfrutar de otras cosas en paz (no sé si las otras carreras sean iguales?)

 En fin, hoy al fin puedo escribir con la total libertad de saber que no hay cosas por hacer :D Y ayer en la noche mientras dibujaba me acordé de lo miserable que soy con algunas cosas de mi escritorio y no pude evitar preguntarme si existirá gente igual de miserable o peor que yo:

1. Mi hermano me regaló para un cumpleaños una maravillosa caja con lápices de colores. Comprenderán que cuando uno es amante de los lápices que te regalen algo así es como haber llegado al cielo. Son mi adoración y no se los presto a nadie (lo sé, ya dije que soy miserable). Tampoco me gusta sacarles punta porque encuentro que la caja se ve fea cuando unos lápices quedan más pequeños que otros.




2. Mi pololo me regaló al poco tiempo después una caja con lápices de mina de distintas durezas para que dibujara (o más bien para que tratara de aprender a dibujar, aún no aprendo bien jajaja). Ahí llegó mi segundo tesoro. Una vez el Leo se encontró con la caja sobre mi escritorio y se dio cuenta que no estaban tan usados y se sintió mal, obvio que para ese tiempo el no sabía lo miserable que era yo con mis lápices y que no les sacaba punta para que no se vieran feos, pero sí, si los ocupaba y sigo ocupandolos (y aún sobreviven sin que les saque punta).




3. Cuando era chica siempre tenía muchas gomas. Gomas especiales obviamente, siempre tenían figuras de princesa o de lo que fuera, pero eran especiales porque se me perdía todo entonces mi mamá me compraba cosas distintas para que las reconociera en cualquier parte. En fin, era un dolor enorme usarlas por primera vez, así que las usaba por un solo extremo para que no se gastaran de manera uniforme. Entonces como eran bonitas todos me las pedían y yo les explicaba que las usaran solo por ese extremo jajajaja. Una vez le presté una de mis hermosas gomas a un compañero y le gastó la cabeza a mi goma de Cenicienta, no pudo ser es vestido, la dejó sin cabeza. Jamás lo voy a olvidar. Ahora vivimos cerca y a veces cuando lo veo me acuerdo de la goma y me da risa.

4. Hay gente que es miserable, yo por ejemplo, pero hay gente que lo es más. Como esos papás que no dejan a sus hijos prestar sus lápices. Cuando iba como en primero-segundo básico había un compañero que tenía unos lápices scripto maravillosos, pintaban super parejito y no se acababan nunca, además los colores eran más brillantes de lo normal y yo alucinaba con ellos. Una vez se los pedí y me dijo que su mamá no lo dejaba prestarlos, fue un trauma para mi, así que intenté negociarle sus lápices por mi juego de timbres (tenía unos plumones que por un lado eran plumón y por el otro eran timbres), pero aún así no me los prestó. Nunca los encontré en ninguna librería tampoco.

5. Para finalizar les voy a contar que cuando era pequeña coleccionaba stikers. Como mis papás son de esas personas que te regalan todo, cada vez que íbamos al centro me compraban muchas tiritas de stikers y yo las iba pegando en mis álbumes. Al final alcancé a tener varios, más de 12 álbumes llenos y muchas muchas bolsas de stikers que nunca abrí pero que aún tengo guardadas. Tenía unos super bonitos, mi mamá siempre elegía unos que tenían relieve, unos de terciopelo, unos con glitter y así iba armando una colección bien decentona (mi papá casi siempre me traía unos que eran más feitos, pero no importa, a mi igual me gustaban). Con esto no era miserable eso sí, siempre le regalaba stikers a mis amigos que tenían menos o que no tenían modelos especiales.


¿Les gustan las cosas de escritorio? ¿son miserables a veces?

 Que tengan un buen día!



lunes, 9 de febrero de 2015

Productos para el Cabello


 La semana pasada me corté el pelo unos 13 centímetros, yo creo que desde kinder que no lo tenía tan corto (aunque sigue siendo relativamente largo, muy lejos de ser una melena). Tener el pelo largo y sano implica mucho trabajo ya que el pelo con el tiempo sí o sí va envejeciendo y las puntas van perdiendo fuerza, por eso aunque duela el alma hay que recortarlo de vez en cuando y aprovechar que queda más sanito para cuidarlo y que vuelva a crecer nuevamente. 

 Siempre he ocupado muchos productos para el pelo, aunque a veces soy un poco irregular y me da lata seguir una rutina, hay productos que son esenciales y que ocupo de forma constante porque son los que mejor resultado me han dado y que además son de aplicación rápida. 


1. Aceite de Argan: Se aplica idealmente después de lavar el cabello y cuando aún esté húmedo. Yo lo utilizo antes de cepillar mi pelo, se aplica un poco en la palma de las manos y después se masajea desde la mitad del cabello hasta las puntas. El cambio se nota inmediatamente porque deja el pelo extremadamente suave y a largo plazo uno nota que las puntas están mucho más fortalecidas. El precio que he visto varía entre los 7.000 y 10.000 pesos chilenos y a mi al menos me dura aproximadamente un mes, hay gente a la que le dura mucho menos porque utiliza harto en cada aplicación, a mi me da la sensación de que el pelo queda un poco "pegado" cuando se aplica mucho, pero varía en cada persona :)


2. Antioxidante: Lo que me gusta de este producto es que puede utilizarse desde la raíz a la puntas en la proporción de uno desee y jamás deja el pelo con esa sensación de estar medio pegajoso. Básicamente es un antioxidante que ayuda a que el pelo se envejezca menos y lo deja suave, aunque no con menos volumen. Para las personas que se planchan el cabello sirve también de protector. Lo venden en Tua y en farmacias Salcobrand, vale alrededor de $7.000 .


3. Extracto de semilla de girasol: Este producto es ideal para quienes tengan problemas de mantener el cabello "en su lugar", hace que el peinado sea mucho más fácil y reduce el volumen. Para quienes no tenemos ni mucho volumen ni pelo tan dificil, les puedo decir que sirve de igual manera porque lo deja extremadamente suave y lo repara, además, si el cabello es tinturado también sirve para prolongar el color. No tengo idea de cuánto vale, pero los productos natura no son muy caros.

 Espero que alguno de los productos que les menciono les sea de utilidad, ya que esos son los que utilizo normalmente y siento que me han ayudado. Además complemento a veces con otras cosas, pero eso lo explicaré en otro post. También me han preguntado harto por el color naranjo de mi cabello, así que también prepararé un post especial para eso :)

 ¿Qué utilizan ustedes para cuidar su cabello? Que tengan un buen día! :)

jueves, 29 de enero de 2015

Lago Chungará


 Para quienes no conozcan el Lago Chungará (uno de los lagos más altos del mundo) y tengan en sus planes conocerlo algún día les recomiendo totalmente que tomen un tour, porque hacer ese viaje sin un guía es sinónimo de perderse la historia del paisaje.

 Como está tan alto la presión disminuye y hay poco oxígeno, así que hay momentos donde uno se siente muy cansado, por eso es importante seguir las instrucciones que son básicamente no tomar desayuno en casa, respirar bien (profundo y eliminar el aire lo más lento posible) y tomar agua de a sorbos. La gente del tour pasa a buscarte a las 7 de la mañana y a las 10 se pasa a un restaurant donde te dan un desayuno que consiste en pan con mermelada y margarina (por alguna razón, la grasa te ayuda a sentirte mejor) y un té que puede ser de hierba o de coca.


 Yo elegí té de coca porque quería probarlo, además que ayuda a prevenir el dolor de cabeza. Lo rico del tour es que el guía te va indicando los lugares y de vez en cuando uno puede bajar a tomar fotografías.


Lo primero que pasamos a ver fue una iglesia que tenía 400 años. Me sorprendió que estuviera en tan buen estado.


Atrás de la iglesia estaba el cementerio. Para quienes vivimos en lugares más al sur es impactante ver que en un cementerio no hayan flores, todas las que habían eran de papel, madera o lata.



 A mitad del camino venden también cositas artesanales. Lo que más me sorprendió fue que no era tan caro, lo precios eran un poco más elevados que en las ferias de Arica, pero totalmente conveniente.



 Y ahí estoy yo comprando recuerditos con un polerón gigante que me tuvo que pasar mi hermano porque no llevé ropa abrigada.


 Entre más animalitos veíamos en el camino más ganas me daban de abrazarlos y traermelos a todos. Como íbamos en un tour no fue posible bajarme a tomar fotos de cerca así que está la tomé desde la ventana :( pero quienes van en auto pueden llevarles comida y ellas comen al ladito de uno.


Y finalmente ahí está el famoso volcán y el lago. Tuvimos mala suerte porque justo llovió y las nubes estaban bajas, así que no pusimos apreciar el paisaje en todo su esplendor (además de que casi nos congelamos, porque el clima variaba mucho a medida que íbamos subiendo), pero era igualmente hermoso. Los puntitos negros que ven en la parte del lago son flamencos.


Al regreso pasamos a ver la iglesia que ven en la foto. A esta altura del viaje yo estaba durmiendo por tercera vez (uno se cansa demasiado y el pobre corazón late como a 1000 por segundo) entonces no escuché la explicación ni me tomé fotos con las llamas, pero desperté a tiempo y alcancé a tomar algunas fotos antes de que nos fueramos nuevamente.


Y al ladito de la iglesia estaba una escuela donde estudiaban 5 alumnos. Siempre me ha emocionado eso de que en lugares tan lejanos de lo urbano y tan inhóspitos existan personas con vocación de enseñar.


Al final pasamos a almorzar a Putre (un pueblo que hay en el camino) y tomamos las últimas fotos en la carretera. Es un viaje totalmente recomendado, para mi fue una experiencia super linda porque fui la única afortunada del tour que no sintió dolor de cabeza ni tuvo problemas estomacales, los demás fueron todos cayendo a medida que avanzabamos en el camino. Por eso es importante no comer en la mañana hasta que ellos mismos te den un desayuno, respirar de la forma que te indican e ir tomando un poquitito de agua cada cierto tiempo. Lo otro es que hay que llevar ropa más de verano y de invierto porque el clima va cambiando, nosotros llevamos hasta mantitas y fueron super útiles.

  Si algún día van al norte de Chile ojalá puedan ir a ese lugar porque de verdad vale la pena :) Que tengan un buen día!



lunes, 12 de enero de 2015

Cómo cuidar joyería de fantasía


 A todas nos ha pasado que cuando compramos accesorios de fantasía son muy bonitos al principio, sin embargo luego van perdiendo el color y finalmente no hay más opción que botarlos. La joyería de fantasía tiene la garantía de ser mucho más económica de lo que costaría un material de mejor calidad, además nos da la opción de tener mucha más variedad y colores, solo que al ser de materiales un poco más febles debemos dar cuidados extras para poder extender su tiempo de utilidad.

 1. Antes que todo hay que tener en cuenta que los accesorios de fantasía son los llamados accesorios de ocasión, es decir, no son de uso diario, sino que se utilizan para cuando salgamos.

2. La humedad puede hacer que pierdan el color, así que lo ideal es usarlos con el cabello seco y no húmedo. También lo ideal es evitar su uso en la playa, también por la humedad.

3. Guardarlos en compartimentos separados. En mi caso los separo en cajita como ven en la foto, o bien los protejo en una bolsita de tela, ya que es importante que no tengan roce con otros metales.



4. Para evitar que se desgasten tan rápido se pueden proteger con laca transparente, lo ideal son 2 o 3 capas y para eso hay que dejar 10 minutos antes de aplicar la capa siguiente.

5. Utiliza el perfume antes de ponerte los accesorios, ya que su aplicación directa puede dañarlos.

6. Finalmente está demás decir que con este tipo de accesorios no se debe dormir ni bañarse.


 Si tienes accesorios que ya están desteñidos puedes aplicar sobre ellos una laca color mate para que retomen el color original, siempre y cuando dejen 10 minutos entre una capa y otra, como mencioné anteriormente :)

 Si alguno de ustedes conoce otro consejo que pueda ayudar a cuidar este tipo de accesorios puede dejarlos en los comentarios. Espero que les sirva de ayuda, que tengan un lindo día :)